Tutela testamentaria y servicio de pretutela

Mediante la figura de la Tutela Testamentaria, la Fundación Tutelar ONDOAN pretende prevenir situaciones de desprotección futura, ofreciendo la posibilidad de dejar resuelto el problema de la tutela de sus familiares cuando ellos no puedan ejercer esta responsabilidad. Los/as padres/madres-tutores/as pueden reflejar en su testamento que la Fundación Tutelar ONDOAN sea la candidata a asumir el ejercicio de la tutela, asegurando, de común acuerdo, el futuro de su familiar con enfermedad mental. Esta opción como candidata a ejercer la tutela, siempre es revocable y deber ser, en última instancia, ratificada por la Autoridad Judicial correspondiente.

Complementaria a dicha figura, se conforma el servicio de Pre-Tutela, dirigido a familiares de personas con enfermedad mental que se ocupan de su cuidado, ejerzan o no una figura de guarda legal (tutela, curatela o patria potestad prorrogada), con el fin de ofrecerles una solución de confianza a la preocupación sobre el futuro de su familiar cuando el apoyo familiar falte. Así, se prestará un servicio que abarcará desde la acogida e información a cada familia, la materialización del compromiso de futuro entre ésta y la Fundación Tutelar Ondoan para asumir la tutela de la persona con enfermedad mental, y la relación y seguimiento que se establezca posteriormente con las personas interesadas.

En definitiva, consistiría en una tarea previa a la asunción de la tutela, que aporte tranquilidad y seguridad a todas las personas implicadas. Se entiende que la relación que se establece entre la familia y la Fundación Tutelar Ondoan, una vez que los padres han designado en su testamento que la Fundación sea la entidad que se encargue de la tutela de su familiar, es muy importante para promover un vínculo de conocimiento y confianza mutuo.